Los Primeros 200 años de Cristianismo por Luis Mendez-Nunez

October 20, 2019

Los Primeros 200 años de Cristianismo por Luis Mendez-Nunez

Titulo del libro: Los Primeros 200 años de Cristianismo

Autor: Luis Mendez-Nunez

Fecha de lanzamiento: June 7, 2018

Obtenga el libro de Los Primeros 200 años de Cristianismo de Luis Mendez-Nunez en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Luis Mendez-Nunez con Los Primeros 200 años de Cristianismo

Sin utilizar las escrituras cristianas seleccionadas en el siglo II, un cristiano del siglo XXI no está en posición de decidir o especular sobre lo que predicaron los apóstoles.
Durante la primera mitad del siglo II, todavía había muchos testigos directos de la Predicación Apostólica. Sabían que nadie mejor que ellos podría decir qué doctrinas no eran de origen apostólico. Estos discípulos de los apóstoles podrían reconocer fácilmente si alguien estaba predicando una falsa doctrina (no predicada por los apóstoles); también podrían, al leer un libro, saber si el contenido estaba de acuerdo o no con lo que los apóstoles habían predicado. Estos discípulos fueron los que usó el Espíritu Santo, para rechazar las falsas doctrinas y rechazar los libros falsamente atribuidos a los apóstoles. Los libros que rechazaron, lo fueron porque tenían ideas o doctrinas falsas no predicadas por los apóstoles.

Al rechazar estas falsas doctrinas y aquellos libros apócrifos, indirectamente, estaban creando el "núcleo inicial de" doctrinas y escritos cristianos. Por el trabajo de seleccion que hicieron aquellos cristianos en el siglo II sabemos que tanto las doctrinas como las escrituras (el texto y su interpretación) que hemos conservado y usamos en el siglo XXI reflejan fielmente la predicación apostólica. Las Escrituras dependen de esta predicación apostolica (las creencias cristianas reveladas por Jesús) para ser aceptadas como Escrituras y como verdaderas creencias cristianas.

Si ambas, las Escrituras y las doctrinas provienen de los apóstoles, debe haber una unidad entre las dos. Quien malinterprete o niegue una, automáticamente malinterprete o niegue a la otra.
Si las doctrinas fueron usadas para seleccionar las Escrituras, no podemos deducir de nuestra interpretación de las Escrituras doctrinas contra las doctrinas reportadas en el siglo II. Estas doctrinas fueron las usadas para seleccionar los libros del Nuevo Testamento. Nuestra interpretación "deducida" de las Escrituras iría en contra de las Predicaciones Apostólicas.

Jesús no dejo una lista con el contenido de las verdades de fe cristiana, un Credo, ni una lista con los libros que debían pertenecer al NT. ¿Qué motivó la formación de un Canon y de un Credo? ¿Quién decidió qué libros forman parte del NT y las verdades contenidas en el credo? ¿Con que Autoridad se hizo esta decisión? Conocer esa autoridad y el punto de vista de esa autoridad interpretando la Escritura, debería tomarse en consideración a la hora de interpretar la Biblia personalmente. Esta Autoridad es la razón última (y la razón externa, no contenida en las Escrituras) por la cual aceptamos que las Escrituras sean divinamente inspiradas y la Palabra de Dios y las verdades contenidas en el Credo de Nicea. Sin esta Autoridad Apostólica, los cristianos nunca podrían estar seguros de qué "textos" forman las Sagradas Escrituras de los cristianos o qué verdades deberían incluirse en el Credo.

Esta Autoridad debe haber sido querida por el Espiritu Santo, ya que no nos dio una lista con los libros que debian componer la Biblia.

A principios y mediados del siglo II algunos intentan introducir una “tradición secreta” pasada solamente de algunos iniciados a otros iniciados. Es un movimiento conocido como el gnosticismo. Era la cizaña creciendo en el trigo, como nos había advertido Jesús. Hacia el año 144 d.C. algunos de estos gnósticos pretendían excluir todos los libros del Antiguo Testamento, así como algunos de los libros apostólicos que eran utilizados en muchísimas de las iglesias ya entonces. Fue en esta epoca que la Cristiandad y quizas debido a estos ataques gnosticos, que se resolvio que esta autoridad debia ser la Predicacion Apostolica, especialmente la ensenada en las iglesias fundadas por los apostoles.